RE: Cómo parar de enviar emails terribles

RE: Cómo parar de enviar emails terribles
martes, enero 08, 2019
Orli Kessel

¿Cuántos mails has recibido hoy? ¿Y esta tarde? Incluso, ¿en la última hora? Probablemente más de los que te puedes ocupar. El sueño de la bandeja de entrada limpia es definitivamente inalcanzable.

Si consideramos que:

  • Hay más de 8 billones de usuarios de email en el mundo
  • Este número se espera que crezca en más de 4.2 billones para finales del 2022
  • El tráfico estimado total de mails en el mundo superará los 281 billones de emails por día para finales del 2018
  • Habremos enviado más de 333 billones de emails diarios para finales del 2022

La implicación está clara: todos enviamos y recibimos muchos emails. ¿Pero cómo nos aseguramos de nuestros receptores quieran abrir y leer los mails que enviamos? Lo tenemos. Aquí os dejamos unos consejillos para que tus mails sean relevantes, se lean y se contesten.

  1. Engánchales pronto

    El asunto de los mails (bueno o malo) ha sido objeto de discusiones interminables, se han hecho pruebas y borradores desde la aparición del email marketing. ¿Por qué debería importarnos? ¿Cuánto poder tiene realmente el asunto del mail?, ¿tanto como para influir en la efectividad o el CTA? Pues sí, bastante: el 35% de los receptores abren el email según lo que diga el asunto.

    Con esta premisa, está claro que hay que invertir tiempo en pensar el contenido, el formato y el tono. Te damos 5 consejos a considerar a la hora de mejorar el asunto de tus mails. (y, por extensión, los ratios de apertura y conversión):

  2. ♫ Say my name, say my name… ♫

    A todos nos gusta sentirnos especiales de vez en cuando—incluso cuando se trata de la carga diaria de emails. Por eso enviar mails en cadena con un asunto genérico, raramente funciona en la era del contenido personalizado. De hecho, los mails personalizados alcanzan un 26% más de media en el ratio de apertura y los mensajes personalizados hacen que mejore el click through rate una media del 14% y la conversión en un 10%.

    ¿Cuáles creéis que deberían ser los primeros pasos para personalización de vuestros mails?

    • Ataca a lo personal. Esta premisa es un poco obvia, pero los mails que incluyen el nombre del receptor en el asunto consiguen un índice de apertura mayor que aquellos que no lo incluyen.
    • Se dinámico. Usa contenidos dinámicos según a quién vayan dirigidos. Algunas herramientas de email marketing permiten crear diferentes versiones de cada mail y personalizar la vista para diferentes grupos de suscriptores, según la información que tenemos de ellos. (como género, edad, historial de compra, ubicación…).
    • Automatiza. Aunque los robots nunca serán capaces de reemplazar totalmente a los humanos (esperemos…), hay ciertas cosas que es mejor automatizar. Cuando tu usuario haga alguna acción que requiera una respuesta o reacción rápida, considera utilizar la automatización para enviarle un mail, servirle un anuncio o actualizar su registro. El “trigger” marketing es genial para la lógica SIEEE como: un usuario hace una compra >> trigger >> recibe un mail con un producto digital.
  3. Vete al grano

    De acuerdo con Radicati Group, hubo 281 billones de consumidores y mails comerciales enviados cada día en 2018—y este número va increscendo. Esto significa que hay demasiado ruido para poder destacar. Así que necesitamos asegurarnos de que, una vez que alguien ha abierto nuestro mail (yay!), quieran leerlo y actuar al respecto.

    Algunos consejos:

    • Hazlo escaneable. Piensa en párrafos pequeños, listas y cualquier cosa que evite muchos scrolls.
    • Repite el CTA. Añade un CTA a tu mail, en la primera mitad (y antes de los bullets) para que el lector tenga oportunidad de actuar, repite el CTA, también al final del mail, para recordarles qué tienen que hacer.
    • Divide y vencerás. Usa titulares y negrita, pero hazlo de forma juiciosa. Ayuda a los lectores a entender qué es lo importante fragmentando la información y facilitando la separación de conceptos.
  4. TEST. TEST. TEST.

    Una vez que el mail está completo el siguiente paso es testarlo. Sabemos que el 50% de los emails se abren en el móvil, aún así seguimos recibiendo, con demasiada frecuencia, que no está optimizado para uso en distintos aparatos

    La mejor forma de asegurarte de que la comunicación via mail llega como queremos que llegue, es hacer pruebas una y otra vez.
    Herramientas como Mailchimp te ayudarán en el proceso de testeo, permitiendo vistas en móvil y Tablet mientras que destacan el posible spam y solucionando los posibles problemas con navegadores y aparatos.

    Como alternativa low-tech, puedes probar con amigos. Envíales una versión antes de lanzar la comunicación oficial. Así te pueden avisar y puedes comprobar que no tengas la tipografía rara, links rotos, imágenes pixeladas, es mejor resolverlo antes de haberlo enviado a 5,000 destinatarios (*inserta aquí sudores fríos*).

Por supuesto, estas sugerencias son el punto de partida para escribir y enviar mucho mejores emails. Si quieres ver cómo mejora tu negocio en 2019, con una estrategia de email fuerte y sólida, estamos a tu disposción para conversar.